lunes, 1 de enero de 2018

Página 123 - Capítulo 16

Capítulo 16 – El torneo

El sol despertó a Tadeo. Cristian estaba en el baño y Julián dormía en la cama doble.
Se levantó decidido a buscar a Diego. Le interesaba conocerlo más. Quería socializar con personas que no supieran nada de él, ni de lo que había ocurrido.
Antes del mediodía ya había salido del motel. Caminó atentamente, buscando con la mirada al joven. Su punto de partida fue dónde lo vio por primera vez, donde chocaron.
El pueblo no tenía mucha gente, o al menos, Tadeo no se la cruzaba. Las pocas tiendas y puestos callejeros que había, estaban a la espera de un público que no llegaba. Los comerciantes hablaban entre ellos, aburridos.
El Manipulador Fuego, escuchaba fragmentos de las charlas al ir pasando por los puestos.
Una de las charlas le llamó la atención, por lo que redujo el ritmo de su caminata y se concentró en lo que hablaba una señora regordeta con un anciano.

- Es ese maldito torneo. La gente se pone estúpida. – Decía con furia la mujer.
- Tranquila. Cuando termine van a venir todos. Siempre es así. – Respondía el viejo.
- Entonces no se para que abrimos todo el día, si solo vienen después de que termi…
- Disculpen… ¿De qué torneo hablan? – La interrumpió Tadeo.

Ambos comerciantes se quedaron mirando a Tadeo.


- ¿Vas a comprar algo? – Le espetó la señora.

Tadeo miró lo que vendía. Artesanías tejidas con lana, anillos y distintos adornos con el nombre “El Pedruzco” gravados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario