miércoles, 17 de enero de 2018

Página 138

Salieron del pueblo y se dirigieron caminando al oeste, según Julián esa era la dirección en la que se encontraba la laguna, la cual calculaba que no estaría a más de diez kilómetros.

- Tadeo, quiero que probemos algo vos y yo. – Dijo Julián.
- ¿Eh? ¿Qué cosa? ¿Ahora?
- Sí, ahora. Quiero que tratemos de simbiotizar nuestras Manipulaciones.
- Uhmm… Si vos decís…

Tadeo hizo memoria para recordar las palabras de Claudio, su maestro, al enseñarle sobre la simbiosis de Manipulaciones.

- Es una técnica que permite que las Manipulaciones de distintos Manipuladores puedan convivir en armonía. Es decir, que no van a mezclarse ni anularse, cada una va a mantener su estado original, aun estando en contacto con la otra. Por supuesto, hay casos de simbiosis más sencillos y otros mucho más complejos. ¿Se te ocurre alguno? – Le había preguntado Claudio.
- ¿Fuego y agua…? – Había respondido un joven y dudoso Tadeo.
- ¡Bingo! De las simbiosis más complejas. Aunque fuego y aire también es muy difícil y bastante más peligrosa que la que vos dijiste…
- Claro, porque fuego y agua en caso de que salgan mal… ¿Solo se anularían, no?
- Exacto, muy bien mi pequeño pupilo. – Agregó Claudio con gracia.
En caso de no simbiotizar, dependiendo cuál de esas dos Manipulaciones fuera de mayor poder, el agua se evaporaría o el fuego se extinguiría…
- Pero entre fuego y aire… - Comenzó Tadeo.

- ¡Boom! – Dijo Claudio a la vez que gesticulaba una explosión con sus brazos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario