miércoles, 31 de enero de 2018

Página 148

Cristian vio a su novio y su amigo flotando a unos cuantos metros sobre el centro de la laguna, y no pudo evitar reír al ver a Tadeo sacudirse boca abajo, gritando todo tipo de insultos.  Se acercó surfeando una ola materializada hacia el resto del grupo.

- ¡Julián bajame A H O R A! – Gritaba Tadeo cuando llegó Cristian.
- Como quieras.

Julián soltó el agarre que tenía sobre la pierna de su amigo y lo dejó caer de cara al agua. No eran tantos metros, pensó.

El chapoteo fue notable. Tadeo cayó y se hundió bajo la superficie del agua, solo para reaparecer segundos después, con cara de desesperación. Agitaba los brazos en un intento de mantenerse a flote, pero por supuesto, mientras más se tensaba, más se hundía.

- Ayu…. da… - Decía Tadeo entre jadeos cada vez que podía sacar la cabeza del agua.


Julián lo miraba desde el cielo, sin poder contener la risa. Cristian también reía, pero se apiadó de su amigo y materializó un chorro de agua debajo de Tadeo que lo propulsó por sobre la superficie de la laguna y lo hizo volar unos cuantos metros hacia el cielo.

Tadeo volaba empujado por una columna acuosa hacia el cielo, todo le daba vueltas, pero pudo escuchar el grito de Cristian diciéndole que flotara.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario