martes, 30 de enero de 2018

Página 147 - capítulo 20

Capítulo 20 – Recreo

Hacía un rato habían llegado a la laguna. Era mucho más grande de lo que Tadeo esperaba. Debía tener al menos veinte kilómetros de largo, pensó Tadeo sorprendido apenas llegaron.
Al llegar, los tres amigos se habían separado, cada uno estaba haciendo distintas cosas.
Tadeo se había acostado en el pasto a descansar bajo el sol. Sintiendo el calor en el cuerpo.
Julián había comenzado a sobrevolar la laguna, probando distintas velocidades y piruetas.
Cristian por otro lado estaba caminando sobre la superficie del agua. Era una de las cosas que más le gustaba hacer al encontrar un espejo de agua. Caminar y correr sobre este.

Cuando Tadeo levantó la vista, sintiendo el cuerpo caliente y totalmente relajado, vio a su amigo haciendo flexiones de brazos y abdominales directamente sobre el agua, a unos cuantos metros de la orilla. No pudo evitar reírse, la vista era sin dudas irónica, pero sabía bien cuanto le gustaba entrenar a Cristian.
Sin previo aviso, el cuerpo de Tadeo comenzó a levitar. Julián se había acercado por el aire sin que él lo viera, y ahora se lo llevaba de paseo junto a él.

- ¡Vampi la puta madre pará! – Gritaba Tadeo mientras su amigo lo llevaba junto con él hacia el centro de la laguna. No paraba de agitar los brazos, lo estaban haciendo volar boca abajo, como si lo sostuvieran por un tobillo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario