lunes, 11 de julio de 2016

Página 12

La primera, fue detenida en el aire por Laura.
La segunda impactó con la primera, sin que Tadeo pudiera hacer nada al respecto. Se produjo una pequeña explosión que luego la Manipuladora desintegró.
Entonces Tadeo comprendió que no sería fácil.
Volvió a materializar bolas de fuego, las arrojó juntas. Creó más, arrojó y así siguió haciendo, hasta quedarse sin energía para continuar.
Laura desvió las doce bolas, como si de moscas se tratara.

- Me gusta tu perseverancia. Pero de verdad necesito que quemes mi mano Tadeo.

Tadeo comenzó a frustrarse. Era evidente que nunca iba a lograrlo. Esa mujer se estaba divirtiendo a costa suya.
Evaluó posibilidades. Otro ataque frontal no tenía sentido. Necesitaba sorprender a Laura de algún modo.
Usar el fuego creado por ella estaba descartado. Más bolas de fuego, tendrían el mismo resultado.
Su única opción era... ¿Funcionaría? Nunca lo había logrado con su maestro... ¿Pero tenía otra opción...?

Comenzó a crear otra bola de fuego en su mano izquierda, la menos hábil.

- ¿De verdad vas a seguir con eso corazón? - Preguntó Laura entre exasperada y divertida.

Tadeo no respondió, realmente necesitaba de toda su concentración y destreza para lo que iba a intentar.
Lanzó sin mucho fuerza ni dirección la bola de fuego. Y esperó.
La sincronización era su única posibilidad.
Cuando el proyectil estuvo a medio metro de Laura, ella levantó su mano derecha para desviarla, al igual que con las anteriores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario