sábado, 13 de agosto de 2016

Página 54

Todo esto pensó Tadeo mientras creaba fuego en contacto con la cara externa de la campana de agua.
Inmediatamente fueron envueltos por vapor.
Julián no perdió tiempo, hizo los cambios en las mochilas según lo previsto tardando menos de dos minutos.

- Listo. - Dijo Julián.

Ambos Manipuladores desintegraron sus creaciones. A Tadeo le latía ligeramente la cabeza por el esfuerzo.

- ¿Pudiste? - Le preguntó Cristian a su novio.
- Si, sigamos.

El grupo continuó el viaje, tenían la esperanza de no tener que pasar otra noche en el bosque, pero ya comenzaba a oscurecer y no parecían estar cerca del linde del mismo.

- Déjenme ver cuánto falta dijo Julián.

Comenzó a levitar, elevándose más allá de la copa de los árboles, las cuales lo engulleron, impidiendo que sus amigos pudieran verlo.
Al poco tiempo descendió, con cara de enojo.

- Ésta es la situación. Estamos a unas diez horas más de caminata de salir del bosque. Podemos parar y hacerlo mañana, o seguir caminando hasta la mañana y salir del bosque por fin. ¿Qué opinan?

A Tadeo le resultó raro que Julián les pidiera su opinión. Por lo general, expresaba su punto de vista y decidía por el grupo.
Supuso que su amigo no estaba seguro sobre qué decidir, y por eso les pedía opinión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario