domingo, 28 de agosto de 2016

Página 68 - Capítulo 10

Sentía su poder creciendo. Expandiéndose en cada célula de su cuerpo, como si alguien forzara una banda elástica hacia afuera, la estirara y estirara, llevándola a un límite en el que podría romperse.
Ya no sentía dolor alguno, la adrenalina se estaba encargando de eso.
Levantó la burbuja y los tres amigos flotaron, rodeados por su creación de viento.
Más flechas salieron disparadas hacia ellos, e incluso algún cuchillo, pero Julián no las veía. Sus ojos inyectados en sangre, llenos de miedo y furia no captaban lo que sucedía a su alrededor.
Tadeo gritaba algo, Cristian lo sostenía con ambos brazos, pero él no percibía nada de todo eso.
Entonces la burbuja de aire salió disparada hacia el cielo, elevándose por encima de la copa de los árboles, a unos 5 metros del suelo.
El ascenso fue tan violento que tanto Cristian como Tadeo se cayeron de bruces contra el fondo de la prisión aérea.
Una vez terminado el ascenso, la burbuja, con los Manipuladores dentro, voló con la misma vertiginosa velocidad hacia el norte, recorriendo más de 2000 metros, dejando el bosque atrás.


Capítulo 10 - Al límite


La velocidad con la que volaba la esfera de aire comenzó a descender.
Julián volvió a sentir dolor en su hombro y su pierna, así como también en su mano, donde vio un cuchillo clavado, el cual no recordaba cómo había llegado allí.

- Me... quedo... sin... energía. - Dijo Julián volviendo en sí entre jadeos.
Vamos... a... caer...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario