lunes, 15 de agosto de 2016

Página 56

Tadeo en cambio estaba bastante relajado. No sospechaba nada raro, ni creía las palabras de Julián. Nada raro habían notado y no veía motivo para que nadie los atacara durante la noche. Tampoco es como si llevaran demasiadas pertenencias ni nada de valor.
Cristian por otro lado compartía la seguridad de Tadeo. Pero conocía lo suficientemente bien a su novio como para no dudar de él. Y si él temía, era por algo. No era común que Julián se mostrara tan inseguro y eso lo asustaba. Se planteó si no habría sido una equivocación decidir cruzar el bosque en lugar de rodearlo; pero no quiso seguir pensando en eso, ya no tenía sentido a estas alturas.
Los chicos armaron la carpa sin prestar mucha atención al sitio en donde lo hacían, mientras cenaban algunas frutas y barras energéticas. Esta vez no se preocuparon en perder tiempo rodeando la carpa con una canaleta.

- Tadeo, ¿Te parece bien hacer la primer guardia? - Dijo Julián.
- Si obvio, quédense tranquilos y descansen, yo me encargo. - Dijo alegre Tadeo, por fin se sentía útil.
- Perfecto, la segunda la hago yo y la última Cristian. En 2 horas despertame.
- Ok...

Cristian y Julián entraron en la carpa. Tadeo se quedó solo afuera.
Al menos no estamos tan a oscuras, pensó Tadeo.
La luz de la luna se filtraba tenuemente por entre las hojas de los árboles, iluminando la zona de un blanco pálido que generaba sombras extrañas por doquier.
Estuvo tentado de encender una pequeña fogata para calentarse un poco y tener mejor visibilidad, pero supuso que eso sería lo mismo que encender un cartel luminoso diciendo ESTAMOS AQUÍ.
Su guardia fue lenta y aburrida, el tiempo parece estirarse cuando no tenés nada que hacer ni con quién hablar. Peor aún teniendo sueño y ganas de acostarse calentito adentro de la carpa.
Su reloj le indicó que ya eran las 02.15, por lo que habían transcurrido las dos horas de su guardia. Pero decidió aguantar un poco más, para que sus amigos tuvieran turnos más cortos.
Pensó en lo mucho que aportaban ellos en el viaje, especialmente Julián.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario